Ciudadanos denuncian mala atención en el Hospital General

Harrison Huanca Guerrero, esposo de Lila Leiva Rimapa, manifestó que su esposa gestante tuvo que ser trasladada hasta el Hospital General de Jaén después de que una mototaxi la golpeara ocasionando que perdiera líquido en su vientre, lo que produjo el aborto espontáneo de su bebé de 4 meses.

 

Huanca Guerrero señalo que primero acudió a una clínica particular sin embargo se le habría recomendado que lo mejor sería trasladar a su esposa hasta el Hospital donde la atención sería completamente gratuita.

 

Sin embargo después de que fue internada, el Dr. Sotomayor, quien le recomendó el trasladado hasta el hospital, no atendió más a su esposa. El ciudadano indicó que su esposa tenía que ser intervenida para un legrado pero ningún especialista le atendió para el procedimiento.

 

Después de tener a su esposa internada por 8 días en el hospital, el señor Huanca Guerrero decidió sacarla del nosocomio para trasladarla hasta una clínica privada porque temía que su esposa sufriera una infección generalizada.

 

“No es posible que me hayan estado paseando a pesar de que he hablado con enfermeras, obstetras y médicos donde les decía de la situación de mi esposa y ninguno me atendió como es debido es por eso que mejor saqué a mi esposa porque tenía miedo de que perdiera la vida por una infección”, expresó muy mortificado el señor Harrison Huanca Guerrero.

 

Por otro lado, la madre de la gestante, la señora Elena Rimapa Hurtado indicó que su hija no fue atendida con la urgencia requerida debido a que no había especialistas de turno en el Hospital General de Jaén.