Radio Maranon
“La población no está en contra del proyecto las Bambas”. - ::Radio Marañón::

“La población no está en contra del proyecto las Bambas”.

El paro emprendido por la población del entorno del proyecto Minero Las Bambas ya dejó cuatro muertos. Los dirigentes del Frente de Defensa de Cotabambas han dado una tregua de 24 horas al gobierno y también piden que se instale una mesa de diálogo.

Para comprender este conflicto y los antecedentes que conllevaron a esta situación de violencia, Noticias SER conversó con José de Echave, ex viceministro de Gestión Ambiental del MINAM e investigador de la ONG CooperAcción.

 

Por: Omar Rosel

 

¿Por qué el proyecto minero Las Bambas, que parecía tener una buena relación con la población ha desembocado en un conflicto que ha dejado como saldo cuatro muertos?.

 

En primer lugar, estoy  escuchando varias interpretaciones sobre el conflicto de Las Bambas. Hay que subrayar que no es un conflicto con características similares al de Tía María o al de Conga. La gente no está pidiendo que el proyecto minero se vaya, lo que están reclamando es que existieron cambios sustantivos en el proyecto.

 

¿Por qué cree que no se realizaron las consultas a la población sobre estos cambios?.

 

Se hicieron cambios sin tomar en cuenta los mecanismos adecuados de consulta e información a la población. Ese es el primer elemento que hay que subrayar, y estos cambios, se han dado precisamente en base a la normativa que en el Perú se ha venido aprobando con los paquetazos ambientales del 2014 y del 2013. Ahora se permite que una modificación de un proyecto minero pueda ser aprobada en 15 días; entonces ahora estamos viendo como estos instrumentos están operando y lamentablemente ésta es la base de la desinformación y la preocupación que ha causado en la población.

 

Antes se iba a construir una planta de procesamiento de cobre y ahora será la planta de molibdeno y de filtros. Antes el mineral iba a ser sacado a través de un mineroducto, ahora se va asacar a través de carreteras, lo cual sin duda genera un impacto significativo. Estas modificacionesse han hecho sin que existan mecanismos adecuados de información y  sin audiencias públicas.

 

El proyecto minero Las Bambas, inicialmente estaba en manos de Xstrata y después pasó al consorcio MMG ¿fue después de esta transacción que se realizaron estos cambios al proyecto?

 

En realidad las modificaciones sustantivas se dieron antes, no han sido posterior a esta transferencia, aunque algunas sí; pero no es que necesariamente el nuevo operador de la empresa MMG quien haya realizado esos cambios. 

 

El tema del mineroducto, por ejemplo, fue una decisión de Xstrata. Entonces, es cierto que también el cambio de operador y más aún la empresa MMG, ha generado inquietudes y cambio de funcionarios; pero estamos hablando de un procedimiento que se hizo y que estamos viendo que lo importante es que las cosas se hagan de manera transparente y que la población esté adecuadamente informada para que las decisiones permitan que el proyecto avance de forma segura.

 

La población desconoce las modificatorias al estudio del impacto ambiental, por carecer de sustento legal y social, pero el consorcio chino MMG y el Ministerio de Energía y Minas advierten que estas  modificatorias beneficiarían a la población ¿Qué opina al respecto?

 

Tengo dudas de si beneficiaria, creo que el impacto del proyecto se está concentrando en la provincia de Cotabambas. En todo caso debería haber una discusión seria y transparente sobre este tema, eso es lo que ha faltado y hay que hacer todos los esfuerzos para eso se pueda canalizar adecuadamente.

 

El descontento de la población fue advertido por el gobernador regional de Apurímac ¿Por qué cree que el gobierno nacional no tomo con seriedad ésta alerta?

 

Bueno, arrastramos los problemas de siempre. Ya hace tiempo venimos con esta situación. No estoy diciendo que esto haya ocurrido solo con el gobierno actual; pero tenemos una falta de capacidad del Estado peruano, de reacción frente a conflictos, incapacidad de institucionalidad que debería funcionar de manera preventiva y no de manera reactiva.

 

¿Fue pertinente que el estado declarara en estado de emergencia a las provincias de Cotabamba, Andahuaylas, Grau y Chincheros?

 

Creo que la primera tarea es buscar una salida pacífica y dialogar. Entiendo que pueda haber temas de seguridad, pero el mensaje es que se está militarizando los conflictos, cuando no es el mejor camino. Así que espero que se tome una iniciativa para que rápidamente las más altas autoridades puedan canalizar este conflicto por vías institucionales, pacíficas y de dialogo.

 

¿Por qué con facilidad surgen opiniones de que tras estas paralizaciones están los movimientos antimineros?

 

Yo tengo la evaluación de que hay visiones muy catastrofistas que es un movimiento antiminero y que paraliza un proyecto minero. En primer lugar, la población no está en contra del proyecto las Bambas, y en segundo lugar, no creo que el proyecto vaya a ser paralizado; sin duda, es un momento de preocupación, hay un saldo doloroso de pérdidas humanas y espero que se tome la iniciativa para canalizar el conflicto por vías institucionales y del diálogo.

 

En el conflicto de las Bambas, ¿sólo se trata de cómo viene actuando el estado o también tiene que ver la manera de cómo la empresa esta interactuando con la poblaciones de su entorno?

 

Yo creo que hay temas de fondo. Hay  que comenzar a pensar como país, en qué tipo de minería queremos, nadie está diciendo que no debe haber minería. Hay que comenzar a pensar en el país en qué tipo de minería pensamos para los próximos veinte o treinta años. Un debate fundamental y que sigue pendiente.

 

Fuente: NoticiasSER.pe